Cuando una empresa no capacitó a su personal o no usó todo el beneficio de la franquicia tributaria que le correspondía durante el año, el monto disponible para este propósito se acumula para el año siguiente, transformándose en Excedentes de Capacitación

Este beneficio se mantiene vigente por un año adicional. Si una empresa tiene excedentes de capacitación del año pasado, tiene hasta el 31 de diciembre de este año para utilizarlos, de lo contrario los perderá.

Cuando una empresa está usando sus excedentes quiere decir que está utilizando el presupuesto del año pasado para financiar las capacitaciones de este año y por lo tanto aún tiene intacto todo el presupuesto de este año para realizar más actividades de capacitación.